CIAE Autónomos

Redes Sociales
Apyme Digital 140
Revista Apyme 66
Formación Profesional a distancia
Formación Profesional a distancia
Dabo Consulting
dabo Consulting
Addient
Addient
Sanromán
Sanromán
Seguros para la economía social y solidaria
CAES

Sala de Prensa

El sector tecnológico y digital gran beneficiario del chollo del falso autónomo

marzo 14, 2019 by CIAE Autónomos in Sala de Prensa with 0 Comments

Digámoslo de una vez y sin pelos en la lengua, desde (CIAE Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español) consideramos que el fraude de los falsos autónomos no tiene vías de solución y su transcendencia en la precariedad y en la merma de derechos laborales continuará siendo creciente e imparable. Sin un plan coactivo de inspecciones, y mientras que no se regule con claridad y sin medias tintas para atajar este fenómeno laboral del siglo XXI, la precariedad de los falsos autónomos será lo habitual en el rimbombante mundo del emprendimiento.

Con el final de esta legislatura, no sólo se aparca este problema sino que la incertidumbre política es un caldo de cultivo añadido para que el auge del falso autónomo se consolide y aumente. La inacción de los Gobiernos, de todos, en este asunto es sencillamente escandaloso.

El sector tecnológico y digital ha crecido tanto que para mantenerse y competir entre ellos, y con las empresas tradicionales, necesita reducir gastos pasándoselos a los trabajadores consolidados en la figura fraudulenta del trabajador autónomo, que son los que se ocupan de paga al Estado lo que antes era una obligación de las empresas, esto repercute negativamente en el dinero contante y sonante del trabajador, en su renta para la supervivencia.

En los conflictos judiciales que los falsos autónomos han planteado con sus empresas, los jueces unas veces sentencian hacia un lado y otras veces al contrario. Al no disponer de leyes que sean fundamentales para determinar la falsedad o legalidad de las prácticas laborales, el veredicto fluctúa, con las mismas evidencias, la justicia “ciega” unas veces es vidente y otras tuerta.

Por ejemplo, recientemente en una sentencia referente a los repartidores de Glovo, el juez dictaminó que entre ambos sujetos existía una relación clásica de empresa con asalariados, contradiciendo dos sentencias anteriores que decían lo contrario, que eran autónomos. Así hay numerosos casos que acaban en el Tribunal Supremo, dilatándose en el tiempo el futuro de esas personas trabajadoras.

En esta zona de laberinto judicial, los jueces justifican sus cambiantes criterios a la falta de rigor legislativo, con normativas obsoletas que datan de hace casi 25 años, cuando la revolución tecnológica y digital estaba en pañales. Desde CIAE muchos nos tememos que cuando algún Gobierno por fin se decida a elaborar un nuevo Estatuto regulador ya estarán consolidadas todas estas relaciones laborales más propias del siglo XIX que del actual.

Etiquetas , , ,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*