CIAE Autónomos

Redes Sociales
Apyme Digital 142
Revista Apyme 66
Formación Profesional a distancia
Formación Profesional a distancia
Dabo Consulting
dabo Consulting
Addient
Addient
Sanromán
Sanromán
Seguros para la economía social y solidaria
CAES

Sala de Prensa

La crónica y asfixiante lacra de la morosidad

enero 31, 2019 by CIAE Autónomos in Sala de Prensa with 0 Comments

La lacra de la morosidad es uno de los factores más mortíferos para las actividades económicas de los autónomos, aspecto que influye en la quiebra de miles de negocios forzados al cierre. Si se observan las cifras que aporta el Baremo concursal de 2018 sobre datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se aprecia que el 66% de los concursos lo representan los activos inferiores a 2 millones de euros. Mientras, las empresas con un activo superior a 30 millones de euros, solo suponían el 2% del total, las empresas con plantillas de hasta 50 empleados fueron las que se vieron más afectadas por las quiebras empresariales en este período, el 67%, el menor porcentaje lo tuvieron las empresas con una plantilla superior a 250 empleados.

A esas grandes empresas, y organismos públicos, les compensa ser morosos y financiarse ilegalmente por la vía de no pagar o no pagar en el plazo correcto, en el caso de la empresa privada un máximo de 60 días para las operaciones comerciales, y a de 30 días para las Administraciones Públicas, en muchos casos esos plazos se duplican impunemente.

El incumplimiento sucede por no tener aprobado un régimen sancionador que se aplique a rajatabla y con todas las consecuencias, tal como ha ordenado reiteradamente la Comisión Europea. La falta de sanciones motiva que miles de actividades económicas de los autónomos caigan en la asfixia económica. Al respecto, la Comisión Europea señala que la eliminación de la morosidad crónica en Italia, Portugal y España reduciría entre 124.000 y 248.000 los cierres de empresas cada año.

CIAE (Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español) considera que el Gobierno debería seguir el ejemplo de los países que ya aplican las recomendaciones de la Comisión Europea endureciendo los términos legales que afectan a los pagos, especialmente en los sectores más vulnerables, formando organismos de observación, seguimiento y control de las prácticas de pago, incrementando el efecto disuasorio, contribuyendo a la transparencia del sistema.

Etiquetas , , ,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*