CIAE Autónomos

Redes Sociales
Apyme Digital 109
Revista Apyme 61
Formación Profesional a distancia
Formación Profesional a distancia
Dabo Consulting
dabo Consulting
Addient
Addient
Sanromán
Sanromán
Seguros para la economía social y solidaria
CAES

Sala de Prensa

En poco tiempo, todos autónomos

julio 27, 2017 by CIAE Autónomos in Sala de Prensa with 0 Comments

Según apunta el informe Trabajo independiente: elección, necesidad y economía bajo demanda, publicado por McKinsey en octubre de 2016 hay, aparte de los 3.215.086 afiliados al Régimen Especial Trabajadores Autónomos (RETA), en la llamada “economía bajo demanda” (gig economy en inglés) nueve millones más de personas que perciben ingresos a partir de trabajos independientes:Cuatro millones los reciben como suplemento a su actividad habitual, tres millones dependen de esta vía como fuente de ingresos (contra su voluntad), y dos millones de personas, con problemas financieros, complementan su trabajo y recurren a esta eventualidad.

Esta masa ingente de precariedad es el caldo de cultivo donde se manejan las plataformas digitales, empresas sin trabajadores, simples “prestadores de servicios” que no mantienen con la matriz más relación laboral que la de adaptarse a su objeto de negocio.

Estas plataformas por medio de las trampas y la picaresca que les proporcionan los vacios legales, se expanden con el objetivo también de adueñarse del espacio laboral de los 3.215.086 afiliados al Régimen Especial Trabajadores Autónomos (RETA). De lograrlo, la precariedad será el santo y seña que marcará el futuro del trabajo autónomo.

Desde CIAE contemplamos esta situación con preocupación porque consideramos que el trabajo autónomo no debe ser una especie de contenedor a donde se arroja la miseria de la precariedad. Cada avance que se hace por ganar dignidad y mejores condiciones le cuesta mucho a los autónomos, esta “economía bajo demanda” pisotea todos estos avances logrados, compite haciendo trampas y se sirve de la necesidad de ingresos de la gente para explotarlos indecentemente.

CIAE reprueba estas prácticas donde se concede barra libre a la precariedad. Creemos que la Inspección de Trabajo, y los Ministerios competentes, deben actuar con celeridad con procedimientos legislativos, haciendo que paguen impuestos y se regularicen los que alquilan habitaciones en Airbnb, los que conducen para Uber, los que reparten para Deliveroo o los que venden productos en eBay, que todos los trabajadores de esas plataformas tengan sus derechos reconocidos y que se persiga de verdad el fraude fiscal de esas plataformas digitales. Es suicida dejar que el tsunami de la precariedad que ofrecen esas plataformas arrase por completo la economía real y se desvalorice el trabajo autónomo.

Etiquetas , ,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*