CIAE Autónomos

Redes Sociales
Apyme Digital 103
Revista Apyme 59
Formación Profesional a distancia
Formación Profesional a distancia
Dabo Consulting
dabo Consulting
Addient
Addient
Sanromán
Sanromán
Seguros para la economía social y solidaria
CAES

Sala de Prensa

Balance de una década de la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo

junio 15, 2017 by CIAE Autónomos in Sala de Prensa with 0 Comments

10º Aniversario

En junio de 2007 el Congreso de los Diputados dió luz verde a la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA). Su conclusión fue el resultado de los debates con las organizaciones de los autónomos que comenzó en 2005. Fue el primer ejemplo de regulación sistemática y unitaria del trabajo autónomo en la Unión Europea.

Tuvo por objetivo mejorar los derechos y la protección social de los autónomos, actualizó las relaciones laborales, la política de fomento del empleo autónomo y regularizó al trabajador autónomo económicamente dependiente, estableciendo para ellos condiciones especiales, entre otras: derecho a un mínimo de 18 días de vacaciones no retribuidas al año, los descansos semanales, los festivos y la jornada laboral máxima. Pero muchos TRADE, por presión de las empresas, tienen que aceptar condiciones retrógradas que lesionan esos derechos.

Después de diez años de andadura, la seguridad jurídica y protección social han resultado limitadas por la repercusión de la crisis y por la falta de iniciativas legislativas eficaces, quedando el contenido del Estatuto plagado de lagunas y frustraciones:

En el tema del cobro por cese de actividad, la precariedad de esta prestación es escandalosa. El 56% de las solicitudes con derecho a esta prestación han sido denegadas. Por este concepto el Estado ha recaudado 134 millones de euros de las cotizaciones de los autónomos a la Seguridad Social, de los cuales tan sólo se han destinado 16 millones (un 15% de lo recaudado) al pago de la prestación

En el tema del Diálogo Social la frustración es enorme. Se legisló el Consejo de Trabajo Autónomo, órgano consultivo donde los autónomos tendríamos un máximo de 29 miembros (contando a los representantes de consejos autonómicos) sobre un total de 65 vocales, como contrapeso se conceden 12 vocales a los sindicatos y 12 a la patronal. Este órgano en realidad no sirve para nada, lleva siete años inoperante. Los autónomos estamos fuera del Diálogo Social donde acuerdan las pensiones, el empleo, la fiscalidad, la formación y otros conceptos fundamentales para el devenir del trabajo autónomo. Los actuales agentes del Diálogo Social deciden sin tenernos en cuenta.

Después de diez años de vigencia del Estatuto del Trabajo Autónomo, CIAE (Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español) reclama compromisos claros de largo recorrido y ajustados a las demandas que precisa el trabajo autónomo para atender a los nuevos componentes que se han ido integrando en el colectivo.

Son muchas las deficiencias a corregir. Es preciso avanzar en la mejora de la fiscalidad de las actividades económicas, establecer una cotización armónica con los ingresos, ha de reducirse la excesiva brecha fiscal existente en el colectivo. Se impone revitalizar la formación para que el trabajo autónomo dé soluciones a los constantes desafíos de una economía real expuesta a enormes y rápidos cambios. Se necesita una mejor protección en la seguridad, salud laboral y derecho laboral en los accidentes y enfermedades profesionales y conseguir una cobertura adecuada al accidente en los desplazamientos derivados del lugar de trabajo entre otros.

Etiquetas , , ,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*