CIAE Autónomos

Redes Sociales
Apyme Digital 101
Revista Apyme 59
Formación Profesional a distancia
Formación Profesional a distancia
Dabo Consulting
dabo Consulting
Addient
Addient
Sanromán
Sanromán
Seguros para la economía social y solidaria
CAES

Sala de Prensa

Una ruina llamada prima de riesgo

julio 25, 2012 by CIAE Autónomos in Sala de Prensa with 0 Comments

Autor: Juan M. Valenzuela

En poco tiempo esta “prima donna”, bruja de un mal cuento, se ha apoderado de todo un país, llevándonos a la depresión y a la inoperancia política. En este panorama deberíamos armarnos de valor y de optimismo, pero para ambas cosas antes hay que saber la naturaleza y las intenciones de la omnipresente prima.


¿Cómo se instaló entre nosotros?

El penoso legado que dejó Zapatero con un alto índice de parados, la falta de crédito, una política fiscal regresiva, injusta e irracional, el cierre incesante de actividades económicas, las presiones del grupo alemán financiero y sus aliados, junto con las ineficaces medidas económicas adoptadas por el Gobierno de Rajoy dibujan el actual escenario de tragedia griega con toques propios de esperpento español.

Y por si fuera poco, según anuncia el Gobierno, España seguirá en recesión el próximo año y el paro se mantendrá por encima del 20% hasta 2015 como mínimo.

Los especuladores, la agencia de calificación Moody’s, y el sector financiero, instalado en las bambalinas del poder político deprimido, piden a España que recorte otros 11.000 millones para alcanzar los objetivos de déficit hasta 2014.

Otro factor negativo es la desaceleración de la economía mundial. Las últimas previsiones del FMI cifran el crecimiento global en 2012 en un 3,5%, cuatro décimas por debajo de 2011 y a mucha distancia del 5,3% de 2010.

Los efectos perversos de la prima de riesgo
La fuerte subida acontecida en poco tiempo tiene consecuencias en toda la economía. El Estado, por ejemplo, se gastará este año 28.800 millones de euros en pagar los intereses, una cifra que ascenderá a 38.000 millones en 2013. Sumadas ambas cifras la factura ronda los 66.000 millones, más de lo que supone el ajuste anunciado recientemente por el Gobierno para los próximos dos años y medio.

Según cálculos del BBVA, cada 100 puntos que sube la prima de riesgo se dejan de crear 160.000 puestos de trabajo en España. En lo que llevamos de año el diferencial se ha ampliado en 300, lo que significa que las tensiones de los mercados financieros han impedido generar unos 480.000 empleos.

¿Cuál puede ser su evolución?
Los expertos no se arriesgan a predecir, pero tienen claro que en estos niveles de presión es fácil que haya más subidas. Hace unos pocos meses se decía que los 500 puntos básicos era el nivel de rescate, ya pasamos de los 600 y seguimos en la cuerda floja, pero es imposible continuar mucho tiempo con esas cifras.

¿Hay soluciones?
Algunos llamados expertos de este tinglado financiero apelan a una medida: la compra masiva de deuda en el mercado. Una maniobra que puede venir por dos vías: el Banco Central Europeo y el fondo de rescate temporal, pero el BCE lleva muchos meses sin comprar deuda pública en el mercado. Por otro lado, el fondo de rescate temporal (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera), tiene operativos 287.000 millones.

Los expertos también aseguran que también es necesario generar confianza, ¿les suena?, evitando el enfrentamiento entre los políticos europeos y, sobre todo, españoles, para que el dinero no se alarme y emprenda la huida.

¿Estamos para un rescate?

La respuesta está en el aire aunque por su peso no tardará en caer. De Guindos niega que esto vaya a suceder, pero ya se sabe que lo que hoy es blanco mañana es negro, será por eso que muchos dan por sentado que la suerte ya está echada. Tanto es así que la prensa internacional ya especula con cifras. The Guardian, por ejemplo, comenta que la ayuda podría rondar los 300.000 millones de euros.

Siempre se había dicho que España es demasiado grande para caer, pero en esta economía de casino cualquier cosa es posible, y si eso llegara a ocurrir los efectos en la eurozona serían devastadores.

Etiquetas , , , ,

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*